martes, 5 de diciembre de 2006

ALGUNAS NOTAS SOBRE LA PIEL FRÍA DE ALBERT SÁNCHEZ PINYOL

El autor, Albert Sánchez Pinyol, (Barcelona, 1965) es antropólogo y esta formación es también el armazón de su literatura; experimentación con personajes sometidos a condiciones insólitas, observados y viviseccionados bajo la lupa del entomólogo.

En 2002 escribió La piel fría (La pell freda en versión original), best-seller de la literatura catalana con más de 30.000 ejemplares vendidos en muy poco tiempo.

Traducido a más de una docena de lenguas y Premio Ojo Crítico de narrativa 2003.

El autor define la novela como una pesadilla.

Una de sus frases:

"Mai no som infinitament lluny d'aquells qui odiem. Per la mateixa raó, doncs, podríem creure que mai no serem absolutament a prop d'aquells qui estimem."

Kollege, uno de los dos protagonistas, antes militante del Ejército Republicano Irlandés (IRA), llega a una minúscula isla del sur del océano Atlántico sin existencia o visibilidad cartográfica, donde se le ha encomendado que se encargue de la estación meteorológica instalada allí. El único habitante es Batís Cafo.

Recuerda u homenajea a El señor de las moscas de William Golding, El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad, La sombra sobre Innsmouth de Lovecraft, La isla del Tesoro de Stevenson o Robinson Crusoe de Daniel Defoe, relee y revisita en suma, la gran literatura.

Y entra de lleno en las aguas movedizas, fluorescentes, verduscas de la ciencia ficción más inquietante, de aquella que nos plantea las dudas más profundas. Porque los monstruos son las ilustraciones del interior humano, del miedo, de la alerta ante las amenazas, de la curiosidad, de las aspiraciones… Novela membranosa en la que la frontera entre ellos y nosotros es permeable. Y estructura circular, perfecta, inacabada e inacabable.

Rosario Raro.

1 comentario:

Miguel Grau dijo...

Interesante post sobre "La piel fría" Rosario! Estos dias lo intentaré conseguir en alguna biblioteca! Ya os comentaré que me parece ;)