sábado, 14 de abril de 2007

Los atributos de la seda



Los atributos de la seda
Traducida a diecisiete idiomas, vendió unos 700.000 ejemplares.

Hervé Joncour, el protagonista, viaja periódicamente desde Lavilledieu a Japón con el objeto de proveerse de huevos de gusanos de seda.

Sólo un gesto: ceremonia ritual del te y una mujer que alza la mirada y muestra fugazmente unos ojos almendrados, rompe en trizas la sorpresa, superponiéndose a la expectativa de una mirada oblicua.
Novela poema como ideogramas trazados en papel de arroz.
La seda es como coger la nada. Se escabulle entre los dedos.
Y la frase monumental dicha por el protagonista:
“Morir de nostalgia por algo que no vivirás nunca”.


1 comentario:

Hada dijo...

Después de leer "Seda",me gustaría recomendar una novela que leí hace un tiempo, y que provocó en mi una sensación similar a la que ahora tengo.
En sí los dos cuentos poco tienen en común en cuanto al contenido, pero si existe un paralelismo en la forma de contar la historia.
Las dos las ubicaba en la noche, son relatos sin luz,entiendo que así pude tener esa misma sensación que los relatos dejan cuando llegan a un punto de tu mundo al que raramente se accede.
Esa vía de acceso es el nexo que estos dos cuentos tienen entre sí.
Después de esta reflexión tan personal, me gustaría recomendar la lectura de "La Perla", de John Steinbeck, un cuento duro y precioso.